top of page

GANADERÍA EXTENSIVA PARA RECUPERAR POBLACIONES DE ESPECIES NECRÓFAGAS AMENAZADAS EN EL MUNICIPIO DE TOSOS

Este mes de octubre de 2023, las cabañas ganaderas de rasa aragonesa, en regimen extensivo, pertenecientes a Yolanda y a Javier, en el municipio de Tosos (Comarca Campo de Cariñena), han recibido la autorización para acogerse a las Zonas de Protección para la Alimentación de Especies Necrófagas (ZPAEN) de interés comunitario, con el apoyo y asesoramiento técnico de ACOBIJA Conservación.


Las ganaderías de Tosos son las primeras en acogerse a esta iniciativa pionera en la zona del Sistema Ibérico zaragozano. Se trata de una actuación para recuperar el hábitat natural alimentario de especies necrófagas (animales que se alimentan de cadáveres) a través del uso de las zonas de protección, legisladas en el Decreto 170/2013 del Gobierno de Aragón, retomando antiguas alianzas entre ganaderos en extensivo y especies carroñeras.


Las especies prioritarias que se beneficiaran con esta iniciativa son: Alimoche común (Neophron percnopterus), Milano real (Milvus milvus), Milano negro (Milvus migrans), Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) Buitre negro (Aegypius monachus), Águila de Bonelli (Aquila fasciata), Águila real (Aquila chrysaetos) y Buitre leonado (Gyps fulvus).


Dado el carácter innovador de la actuación, ha sido necesario el trabajo conjunto y la cooperación de distintos actores sociales y económicos. La actuación ha sido promovida por la entidad conservacionista ACOBIJA y financiada con el apoyo de Repsol, dentro del plan de medidas complementarias definidas en las declaraciones de impacto ambiental de los parques eólicos asociados al clúster Vientos, pertenecientes al proyecto Delta II. Cuenta con la autorización de la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Aragón y ha requerido la participación de los productores locales Javier y Yolanda y la implicación y colaboración del Ayuntamiento de Tosos.


EL PROYECTO

El proyecto “Pequeñas Aves Necrófagas para la Biodiversidad” busca recuperar las poblaciones de dos especies de aves carroñeras, de interés prioritario y comunitario, el alimoche común y el milano real, ambas especies migratorias muy vinculadas a la Comunidad de Aragón puesto que alberga el mayor número de parejas reproductoras de alimoche común de Europa y la segunda mayor población de milano real invertante, por detrás de Castilla-León.


Para ello, se llevan a cabo dos lineas de trabajo paralelas: por un lado la gestión específica del Punto de Alimentación Suplementaria Muladar Mesa-Piedra atendiendo a las necesidades alimentarias y de comportamiento de las especies objetivo y, por otro, la promoción y recuperación del hábitat natural alimentario de las carroñeras para posibilitar la disponibilidad de alimento en el medio de forma natural.


El ámbito de actuación se centra en el corredor biológico del Sistema Ibérico zaragozano buscando favorecer la conectividad y permitiendo a la fauna encontrar alimento y puntos de descanso para afrontar sus desplazamientos (migraciones, dispersiones o búsqueda de nuevos territorios) con mayores garantías. Concretamente, el punto de depósito se ubica en la ZEPA del Río Huerva y Las Planas dentro de la Red Natura 2000, en una parcela propiedad del Ayuntamiento de Tosos quien ha cedido el terreno a las explotaciones ganaderas, para apoyar a los productores del municipio y contribuir a la conservación de especies amenazadas.


GANADERIA EXTENSIVA Y CARROÑERAS: UNA ALIANZA MILENARIA

Desde la aparición del ganadería extensiva hace miles de años, se crearon multitud de conexiones ecosistémicas entre esta actividad y la fauna silvestre. Una de ellas es la estrecha vinculación con las especies carroñeras, quienes obtienen alimento de los cadáveres derivados de las producciones ganaderas al tiempo que eliminan los restos orgánicos del medio evitando la propagación de enfermedades y acelerando los procesos de retorno de nutrientes al sistema.


Las especies carroñeras contribuyen, por tanto, al mantenimiento de la salud planetaria y reducen los costes económicos y ambientales (emisiones de CO2) derivados del transporte y quema de cadáveres.


Debido a la destrucción de los hábitats, la mecanización de campo, la intensificación de la agricultura y la persecución directa, las poblaciones de necrófagas se han visto seriamente mermadas. Pero, sin duda, la principal causa que ha afectado a sus poblaciones es la falta de carroña disponible unida a la regresión de la ganadería extensiva. Adicionalmente, debido a la aparición de enfermedades como las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET), Europa impuso medidas sanitarias estrictas que incluían la prohibición de dejar cadáveres y restos de ganado en el campo conllevando un pronunciado declive de la poblaciones de necrófagas (caída de la productividad, mayor volumen de ingresos en centros de recuperación o incremento de ataques a ganado vivo).

También se detectó un cambio en los patrones alimentarios de la aves necrófagas, aumentando su presencia en muladares, granjas y basureros, perdiendo con ello el compartimento natural para la búsqueda de alimento que les permite prospectar, durante horas, extensas áreas en busca de alimento el cual aparece de manera impredecible y dispersa.


Resulta necesario emplear esfuerzos en informar a los ganaderos y técnicos del sector acerca del uso de las ZPAEN, dado que resulta un modelo altamente beneficioso en términos ambientales y ofrece beneficios económicos a los ganaderos autorizados dada la supresión de los costes derivados de las retirada de cadáveres.


LA IMPORTANCIA DE LA GANADERIA EXTENSIVA

La ganadería extensiva se caracteriza por ser un modelo de producción sostenible y respetuoso con la naturaleza, de gran importancia histórico-cultural y fuente de materia primas para oficios artesanos.


Además de la alimentación de las especies carroñeras, el sector en extensivo ofrece una gran multitud de servicios ecosistémicos, esto es, aquellos servicios que la naturaleza ofrece, de forma gratuita al ser humano y que contribuyen a su bienestar, tales como:

  • La dispersión de semillas.

  • La prevención de incendios realizando un desbroce de material potencialmente inflamable. Además, los pastores realizan, con su presencia, un seguimiento y vigilancia continuada del monte.

  • La fertilización del suelo debido a la incorporación de materia orgánica proveniente de las heces de los animales.

  • Beneficia la polinización ya que las vías pecuarias favorecen la proliferación de los insectos siendo muchas las especies polinizadoras.

8 visualizaciones

Comments


bottom of page